10 series con mucho que decir sobre igualdad y diversidad

Hacemos un repaso de 10 series sobre igualdad donde el feminismo y la diversidad afectivo-sexual y de género tienen un papel fundamental. ¿Las has visto todas?

Las series se han convertido en uno de los productos de entretenimiento más consumidos. ¿A quién no le gusta llegar a casa tras un largo día y relajarse mientras ve un episodio de su serie favorita? Lamentablemente, durante mucho tiempo esas series recurrían a estereotipos y clichés que no hacían más que perpetuar el machismo instaurado en nuestra sociedad. Por suerte, los tiempos cambian, y cada vez es más común encontrar series que traten temas como la diversidad afectivo-sexual y de género o el feminismo.

Desde Imagina Bienestar queremos dar visibilidad a esas series sobre igualdad que tan bien hacen a nuestra sociedad, y para ello hemos elaborado una lista con diez títulos que no te puedes perder. ¿Empezamos?

Big Little Lies.

Basada en la novela de Liane Moriarty, esta serie es uno de los últimos aciertos de HBO, con una primera temporada que se estrenó en 2017. Big Little Lies sigue a Celeste (Nicole Kidman), Jane (Shailene Woodley) y Madeline (Reese Witherspoon), tres madres que viven en un pueblo del Norte de California. A pesar de sus marcadas diferencias, estas tres mujeres se apoyan las unas en las otras para defenderse de un peligro común. Alabada por la crítica, esta serie trata temas como la violencia machista y sexual, y es uno de los mejores ejemplos de sororidad que se han visto en la pequeña pantalla.

The Handmaid’s Tale

Conocida en castellano como “El Cuento de la Criada”. Basada en la novela de Margaret Atwood, esta serie nos muestra un futuro distópico donde, debido al extremismo religioso, el machismo y la reducción de la fertilidad, las mujeres han sido esclavizadas y forzadas a desempeñar distintos “roles”. La historia sigue a June (Elisabeth Moss), una mujer fértil apartada de su marido y su hija y obligada a servir como “criada” en casa de un alto cargo del gobierno, donde su única función es dar a luz a los hijos/as de éste. La serie ha recibido muchísimas críticas positivas, ya que trata situaciones a las que se enfrentan las mujeres en nuestro día a día, como la violencia sexual, o temas como la gestación subrogada (vientres de alquiler). Una versión de nuestro mundo llevada al límite, pero que no deja de representar problemas reales de nuestra sociedad.

Sense8

Esta producción de Netflix cuenta la historia de ocho personas de diferentes culturas, orientaciones sexuales e identidades de género, que un día descubren que están conectadas psíquica y sensorialmente. A través de esta conexión pueden comunicarse, compartir conocimientos, e incluso sentir el dolor o el placer que sienten los/as otros/as. La serie es considerada uno de los mejores ejemplos de la diversidad afectivo-sexual y de género, y cuenta con una gran legión de seguidores/as. Tras ser cancelada al final de su segunda temporada, la insistencia de sus fans marcó la diferencia, y Netflix rodó un capítulo especial que sirve como desenlace de la serie.

Orange is the New Black

Una de las primeras series de Netflix y uno de sus mayores éxitos. La serie muestra el día a día de un grupo de presas y las relaciones que mantienen con sus compañeras de prisión. Orange is the New Black ha sido alabada por sus diferentes y fuertes personajes femeninos, por sus tramas con apenas hombres involucrados (aprueba el test de Bechdel con nota) y por su forma de representar la diversidad, con un elenco que muestra a mujeres homosexuales y transexuales. No es de extrañar que haya superado las 5 temporadas (de momento).

Looking

Narra las vivencias de un grupo de amigos homosexuales que viven en San Francisco. La serie, de HBO, cuenta con dos temporadas y un episodio final de 86 minutos, y ha recibido varias críticas positivas por parte de medios especializados, tanto por las actuaciones de sus protagonistas como por la forma natural y directa de mostrar la realidad de las personas LGTBI. Cabe destacar que la serie también es un ejemplo de diversidad tras las cámaras, con un equipo de 9 guionistas en el que 7 son personas LGTBI.

Girls

Nos muestra el día a día de Hannah Horvath (Lena Dunham), una aspirante a escritora que tiene que ganarse la vida en Nueva York junto a sus amigas. La serie ha recibido alabanzas por la forma natural, audaz y fresca de mostrar a las mujeres. La crítica especializada también ha elogiado la forma en que la serie normaliza la sexualidad, cuestiona los cánones de belleza y, en general, por su mensaje feminista.

Juego de Tronos

Una de las series más famosas de los últimos años. ¿Pero por qué la introducimos en esta lista? Porque, a pesar de mostrarnos un mundo medieval patriarcal y machista, donde las mujeres son víctimas de violencia y relegadas, éstas salen adelante, luchan contra esa opresión y se alzan como líderes indiscutibles. Tan sólo hay que echar un vistazo a sus últimas temporadas para ver que todos sus personajes femeninos protagonistas son mujeres empoderadas (cada una a su manera única y especial), que consiguen lo que quieren luchando o mediante su inteligencia, y que no necesitan a ningún hombre para sobrevivir en este universo cruel en el que les ha tocado vivir. Además, tiene dragones. ¿Qué más se puede pedir?

Alias Grace

Basada en la novela del mismo nombre escrita por Margaret Atwood, la autora de “El Cuento de la Criada”. Aunque no es una serie tan polémica y llena de crítica como su “hermana mayor”, Alias Grace también ha sido elogiada por su mensaje feminista. La historia (basada en un caso real) se centra en Grace, una joven condenada por un brutal asesinato, y en las sesiones que mantiene con su doctor, un psiquiatra que busca descubrir los secretos que oculta.

Orphan Black

Nos cuenta la historia de un grupo de mujeres que descubren que son clones (todas ellas interpretadas por Tatiana Maslany). La serie es un referente del feminismo por la forma en que defiende la diversidad de las mujeres, por cómo rompe la idea del amor romántico y, además, por sus personajes hombres, ejemplos perfectos de las nuevas masculinidades y que combinan perfectamente con los personajes femeninos. También cuenta con una notoria representación de personas LGTBI.

Transparent

Es una comedia dramática producida por Amazon. La serie se centra en Morton, el padre de una familia “clásica” que, tras retirarse, decide confesar que es transgénero. A partir de entonces pasa a ser Maura. La serie sigue la vida de la familia tras esa revelación, especialmente la forma en que sus hijas y su hijo lidian con esta nueva situación. La serie ha sido definida como un ejemplo del respeto, la tolerancia y la naturalización de las personas transgénero. Además, en la producción se favoreció la contratación de persona transgénero por encima de las cisgénero, dando como resultado 20 personas transexuales como parte del reparto y 60 como extras. También se contó con la participación de asesores transgénero, y los baños del estudio eran unisex.

¿Qué te ha parecido nuestra lista? ¿Conocías todas las series sobre igualdad que hemos mencionado? ¿Las habías visto ya? Si la respuesta es no, ¿a qué estás esperando? Es el momento perfecto para darles una oportunidad.